CURSO DE “ANTICORRUPCION” EN LAS ESCUELAS Y UNIVERSIDADES

LA LLAVE PARA SALIR DE LA CORRUPCION ESTA EN CREAR EL CURSO DE “ANTICORRUPCION” EN LAS ESCUELAS Y UNIVERSIDADES

La cultura anticorrupción pasa por la educación mediante nueva asignatura
Por Pepe Galep.La enfermedad de la corrupción pareciera ser un super virus de efectos más dañinos que los del Sida porque mata el alma,mata la decencia, mata la dignidad de la persona al desaparecer de su integridad interior y exterior, todo sentido de rectitud, sinceridad y transparencia.

La persona que lleva en la piel, en la mente y en el corazón el virus de la corrupción transporta y contagia su forma de ser y actuar a otras personas y contamina toda la atmófera de un centro laboral público y privado, por no decir de las instituciones en general con su codicia de ganar dinero de cualquier forma.

El Perú pasó por una gran epidemia y de la cual aún quedan secuelas.En el tiempo del fujimontesinismo la corrupción causó más victimas en todo el aparato del Estado, en la actividad privada, en los medios de comunicación, en las fuerzas armadas y policiales; en el Poder Judicial, en el Ministerio Público y hasta casi se infiltró en el campo religioso.

Con estos antecedentes ¿Cual sería el modo, mecanismo o medio más eficaz para combatir la corrupción?

Son dos los mecanismos que implica su tratamiento: Primero, tratando la causa, que direcciona el medio preventivo y segundo, tratando los efectos que son las mejoras de los sistemas de control en tanto se mejore la formación de las cabezas que se encuentran al frente de la lucha contra la corrupción.

Para todo esto el instrumento de victoria es la educación utilizando dos elementos:

1.Con la creación del curso “Anticorrupción” en las escuelas, universidades y en las maestrías y post grados que imperativamente deben de dictarse para relevar el campo del desarrollo humano.

2. Enseñando la disciplina de las Relaciones Humanas en la Verdad. Es decir, enseñar de manera integral el concepto de persona humana y sus valores más profundos, jurídicos, éticos, morales y espirituales.

Los beneficios se darían a corto, mediano y largo plazo porque implica el cambio de mente y corazón en la propia persona, por ende en las instituciones públicas, y privadas porque el concepto y sentido del servicio laboral civil y privado tendría una prspectiva diferente a la que se tiene ahora.

Las autoridades políticas y gubernamentales deben de dejar de lado la soberbia y arrogancia y tratar esta problemática de manera más seria con las personas que conocen desde dentro lo que es este monstruo de siete cabezas llamado corrupción.

Acá no se trata de cuestiones políticas o partidarias sino que ayudemos todos para que el país se defienda de esta epidemia endémica con la intervención participativa de los expertos civiles que tienen la llave para limpiar la casa hedionda de la corrupción.

Publicado en: Noticias de Impacto
Fecha: 2013-01-14

Fuente de la noticia: Sin Componenda

About the author

blank

Director